Make your own free website on Tripod.com
 

  ÍNDICE

Preguntas que solemos hacer?

  Servicios

Pedido de oración:
Consejería general:
  
 
 
  

 



 

¿Cuántas veces has tratado de hacer cambios en tu vida?, ¿Cuántos de esos cambios han hecho tu vida más feliz? Cambiando tu apariencia, tu trabajo, o tu medio ambiente puedes alterar algunas cosas, pero éstas no cambiarán lo que tú eres verdaderamente.
 

Una cosa nos separa de poder vivir una vida de cambios duraderos; se llama pecado. La Biblia nos dice, "Todos han pecado y han sido destituidos de la gloria de Dios", y "Si decimos que no hay pecado en nosotros, nos engañamos ha nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros."
Sí, cada uno de nosotros ha nacido con esta barrera que nos separa de Dios, también aquellos que buscan vivir una vida de moralidad y honestidad. Pero Dios nos permite salir de este dilema. Para demostrar cuánto Dios nos ama y desea perdonarnos, El envió a su propio Hijo, Jesucristo, a morir por nuestros pecados en una cruz romana hace 2000 años. Jesús dijo:  "Por cuanto Dios amó eternamente al mundo que envió a su Hijo Unigénito. Y cualquiera que cree (confía, se apoya, y espera) en El, no morirá, más tendrá vida eterna". Sólo Jesús puede cambiar tu pasado, tu presente y tu futuro.

TU PASADO

 Todos nosotros hemos hecho cosas de las cuales nos avergonzamos. Cosas que quisiéramos deshacer. Aunque nosotros no podemos cambiar lo que hemos hecho, Dios puede borrarlo, en un sentido, al hacer el cambio en nosotros. La Biblia dice: "Si alguno está en Cristo, él viene a ser una persona completa, el pasado se ha acabado y se ha ido, todas las cosas vienen  a ser nuevas". El perdonará todos tus pecados del pasado sin importar lo horrible, o cuántos en número ellos sean "Cuanto está lejos el oriente del occidente, hizo alejar de nosotros nuestras rebeliones".

TU PRESENTE

Dios puede cambiar tu vida. Quizás hay un vicio, una adicción o un pecado que tiene control de tu vida. Jesucristo puede liberarte de esas ataduras si tú buscas su ayuda, Jesús dijo:"Así que , si el Hijo te libertare, serás verdaderamente libre".

TU FUTURO

No tan sólo Jesucristo te perdona todos tus pecados y te devuelve la vitalidad en tu vida; sino que además El también la esperanza del Reino de los Cielos después de la muerte, cambiando tu futuro. Con esta esperanza tú puedes vivir la vida en toda plenitud, como estaba previsto desde el principio. Jesús dijo: "Yo he venido para que tengas vida, y para que la tengas en abundancia". Hay de aquellos que quieren añadir años a su vida, pero Jesús añade vida a sus años. Si te encuentras en una relación con Jesucristo, eres una nueva persona. Vas a experimentar un cambio radical en tú interior: una nueva esperanza, un nuevo corazón y un nuevo propósito.

Sí, puedes decir "Dios, he tratado de cambiar, pero no puedo, por favor dame un corazón nuevo y hazme una nueva persona", entonces estás progresando. Es sólo cuando tú llegas al final de ti mismo, que tu llagas al principio de Dios ¿Estás listo para dejar que Dios cambie tu vida ... definitivamente? He aquí como hacerlo.

RECONOCE QUE HAS PECADO Y PÍDELE A DIOS QUE TE PERDONE: La Biblia dice: "El es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad". tenemos que dejar de racionalizar y dar excusas por el pecado, y admitir que necesitas arrepentirte de ello.

ARREPENTIRTE DE TU PECADO: Arrepentirse significa "tornarse de ello" o "cambiar nuestra dirección". La Biblia nos dice "arrepentíos y convertíos ... para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio"(He 3:19). Tienes que desprenderte de esas cosas que te impidan tener en tu vida el conocimiento de Dios.

CREE Y RECIBE AL SEÑOR JESUCRISTO EN TU CORAZÓN: La Biblia promete, "Más a todos los que recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios".

Cuando lees esto, ahora mismo, ¡Jesús se encuentra a la puerta de tu vida pidiéndote admisión! Imagínate, ¡el Creador del universo pidiéndote permiso para entrar en tu vida y perdonarte tus pecados! Jesús dijo: "He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, ..." (Ap. 3:20).

Una manera que tú puedes abrir la puerta de tu vida es con una simple oración como esta:

Mi decisión:  Jesús, entra en mi corazón. Reconozco que soy un pecador, te doy gracias por morir en la cruz por mi pecado. Te pido que me perdones y me limpies de mi pecado. Sé mi Señor y Salvador personal. Ayúdame a seguirte desde este día en adelante. Amén.

 

Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga. Mateo 11:28

 



Inicio | Quienes somos? Qué hacemos?Conózcanos | No entrar | Créditos
   
Lima- Perú 2003
Departamento Juvenil de la Iglesia Evangélica Peruana de Vitarte.